R.C. Profesional Tecnología

Durante la prestación de servicios, los errores son inevitables. Ni los profesionales más cualificados ni las empresas con protocolos revisados están exentos de cometer errores que, en ocasiones, pueden ocasionar graves consecuencias a clientes, empleados, proveedores…

Al respecto, ya sea por un error o por una mala praxis intencionada, la reclamación contra una empresa puede amenazar su patrimonio y el de sus administradores. Por este motivo, los autónomos y las empresas necesitan protegerse.

Berkley Responsabilidad Civil Profesional Informática y Tecnología protege el patrimonio de aquellos profesionales que desarrollan su actividad en los ámbitos: Consultoría informática; Desarrollo de software; Venta, instalación y mantenimiento de hardware.

¿A quién está dirigido?

El seguro de Responsabilidad Civil Profesional Tecnología está dirigido a aquellos profesionales que desarrollan su actividad en los ámbitos:

  • Consultoría informática
  • Suministro de personal, formación y otros servicios informáticos.
  • Desarrollo de software, instalación y mantenimiento.
  • Venta, instalación y mantenimiento de hardware y software.
  • Diseño de web y otros servicios de Internet.
  • Venta, gestión y registro de dominios.

¿Qué podría ocurrirte?

ERROR SOFTWARE

Diseño erróneo del software que gestiona el tráfico ocasiona accidentes personales y daños materiales.

RECLAMACIÓN: 350.000€

DAÑOS A EXPEDIENTES

Borrado accidental de la contabilidad de una empresa almacenada en un servidor de la consultora informática.

RECLAMACIÓN: 65.000€

SANCIÓN O MULTA

El robo de datos de un servidor ecommerce provoca una sanción de la Agencia de Protección de Dato.

RECLAMACIÓN: 40.000€

¿Cuáles son las coberturas?

Coberturas básicas

R.C. PROFESIONAL

Protege el patrimonio del asegurado frente a reclamaciones por daños o perjuicios a terceros, ocasionados en el desempeño de su actividad profesional.

R.C. EXPLOTACIÓN

Cubre los daños a terceros, ocasionados por la estructura empresarial en el ejercicio de las actividades que le son propias.

R.C. PATRONAL

Cubre el pago de indemnizaciones exigidas al asegurado por los trabajadores como civilmente responsable por los daños que, a causa de accidentes de trabajo, sufran los trabajadores.

REGISTROS INFORMÁTICOS

Cubren los gastos ocasionados por la reparación, renovación o reconstrucción de registros informáticos perdidos o dañados de un cliente, mientras se encuentren en poder del asegurado.

R.C. INCUMPLIMIENTO RGPD

Protege contra reclamaciones por errores y omisiones profesionales con el resultado de perjuicios causados a terceros.

GASTOS PUBLICITARIOS

La póliza cubre los gastos derivados de la contratación de tareas de relaciones públicas para mitigar un daño a la reputación del asegurado como consecuencia de una reclamación.

INFIDELIDAD DE EMPLEADOS

Protege al asegurado ante reclamaciones a consecuencia de una acción deliberada por parte de un empleado, con el fin de obtener beneficio u ocasionar daño.

DAÑOS A DOCUMENTOS

Responsabilidad por daños materiales, pérdida o extravío que puedan sufrir los expedientes o documentos que se encuentren en poder del asegurado para el desarrollo de la actividad.

DIFAMACIÓN O LIBELO

Protege frente a reclamaciones por un perjuicio patrimonial primario causado a un tercero por difamación o libelo, ya sea por menoscabo en su honor, dignidad o reputación de forma involuntaria en el ejercicio de su profesión.

PROPIEDAD INTELECTUAL

Protege al asegurado frente a la reclamación de un tercero como consecuencia directa de un error profesional no intencionado relativo a los derechos de autor, marca registrada o cualquier otro derecho de propiedad intelectual.

Coberturas opcionales

INHABILITACIÓN PROFESIONAL

La póliza cubre una indemnización al asegurado en caso de verse incapacitado para trabajar a causa de una sentencia judicial firme.

R.C. POST-TRABAJOS

Reclamaciones por los daños que puedan causar los trabajos ejecutados como consecuencia de la actividad empresarial) después de su entrega.

¿Por qué Berkley España?

Flexibilidad: Un seguro que adapta sus coberturas y capitales a las necesidades de tu empresa.
Responsabilidad: Tu empresa es responsable de los daños y perjuicios a terceros.
Ahorro: Es preferible un coste conocido que hacer frente a una reclamación incierta, que incluso puede amenazar tu propio patrimonio.
Defensa: Es imposible eliminar el riesgo de accidente, pero sí puedes evitar sus consecuencias.
Retroactividad: Están cubiertas las reclamaciones recibidas durante la vigencia de la póliza, aunque el hecho haya ocurrido con anterioridad a su contratación.


Porque tu empresa necesita la máxima protección.


Porque sólo confías en proveedores de primer nivel.


Porque sabes que confiar en el azar no es una opción.


Porque exiges contratos claros y pólizas sin letra pequeña.


Porque tu patrimonio familiar no puede quedar desprotegido.


Porque Berkley España dispone de máxima solvencia y excelente rating.

Calcula tu seguro de R.C. Profesional Tecnología

Respuesta inmediata