ASESORES Y CONSULTORES, ACTIVIDADES CON TODA SEGURIDAD

La profesión de consultoría y asesoría es una actividad compleja que implica la toma de decisiones importantes para una compañía u organización que pueda derivar en grandes inversiones, cambio de estrategia en el negocio, contrataciones, despidos o la consecución o no de subvenciones… En este sentido, los consultores profesionales asumen riesgos importantes que, en ocasiones, si se comete un error o tiene lugar un imprevisto, pueden desembocar en reclamaciones costosas que hagan tambalear el negocio, e incluso el patrimonio personal del profesional.

MÁS INFORMACIÓN

 

¿Cómo puedo asegurar mi patrimonio si trabajo en consultoría?

Pese al amplio conocimiento de los profesionales de la consultoría en materia de legislación, estrategia empresarial, recursos humanos, etc., el ritmo vertiginoso y los cambios derivados del mercado pueden inducir a error. Las consecuencias de una gran reclamación de un cliente no satisfecho pueden llegar a ser dramáticas y derivar en grandes reclamaciones económicas, por ello, para garantizar la seguridad de estos profesionales existen productos aseguradores especializados en la protección de esta actividad que para algunas empresas resulta esencial. Hablamos de las pólizas de Responsabilidad Civil Profesional Consultoría, que tiene como principal objetivo la protección frente a terceros por posibles reclamaciones de errores cometidos ejerciendo la actividad profesional.

Estos seguros están recomendados especialmente para los profesionales que desarrollan su actividad en materia de asesoramiento de recursos humanos, formación, asesoría ambiental, calidad, dirección y estrategia y consultoría hospitalaria.

 

Pólizas individuales y de empresa

Para saber si una póliza de seguros cubre los riesgos en los que pudiera incurrirse, la compañía o profesional autónomo deberá realizar un análisis de los mismos. En el caso de las pólizas colectivas, un aspecto a tener en cuenta es que los daños y perjuicios y las reclamaciones que se deriven de los mismos, no solo afectan a la compañía, sino que pueden tener consecuencias para el profesional a título personal. Por tanto, una posible reclamación puede realizarse contra la empresa, contra el profesional o contra ambos.

En este sentido, por lo general, las pólizas que contrata una empresa suelen dar cobertura a la persona jurídica, no al profesional individual, por lo que es importante tener toda la información a la hora de ejercer.

Algo similar puede ocurrir con las pólizas suscritas por los colegios profesionales para dar cobertura a sus colegiados. En ocasiones, estas pólizas pueden a llegar a ser insuficientes, ya que las coberturas y capitales suelen ser básicos.

 

¿Qué cubre una póliza de Responsabilidad Civil Profesional para consultores?

Los productos aseguradores especializados para consultores incluyen las coberturas básicas de Responsabilidad Civil, defensa jurídica, daños en documentación y posibles fianzas y, además, han desarrollado una serie de coberturas opcionales para garantizar el desempeño de la profesión en condiciones de máxima seguridad para el patrimonio del tomador.

Entre estas coberturas opcionales del Seguro de Responsabilidad Civil Profesional Consultoría, destaca la Responsabilidad Civil de Explotación, que no es otra cosa que la responsabilidad ante los daños de carácter comercial, industrial o de servicios, ocasionados a terceros por la estructura empresarial en el ejercicio de las actividades que le son propias. Esta cobertura finaliza en el momento en que los productos o servicios son entregados o finalizados.

Existe también la posibilidad de contratar coberturas relacionadas con la Responsabilidad Civil Patronal, es decir, protege frente el pago de indemnizaciones exigidas al asegurado por los trabajadores como civilmente responsable por los daños que, a causa de accidentes de trabajo, sufran los trabajadores.

Por último, cabe destacar que otro de los aspectos que caracteriza a esta profesión es el tratamiento de una ingente cantidad de datos profesionales y personales de empleados de las compañías. La LOPD vela por la seguridad del tratamiento y almacenamiento en tiempo y forma de estos datos, y su incumplimiento puede conllevar fuertes sanciones. Estas pólizas de seguro integran en ellas de forma opcional la cobertura necesaria para asegurar este tipo de incumplimiento, y protege contra reclamaciones por errores y omisiones profesionales con el resultado de perjuicios causados a terceros.

MÁS INFORMACIÓN

Imágenes blog_Consultoría

Productos Recomentados

Responsabilidad Civil Profesional
Consultoría

Un equipo de expertos está a tu entera disposición para resolver todas las dudas que puedan surgirte.
recomendado

Te podría interesar...