7 razones para contratar un seguro para excursiones escolares.
  • 09-02-2021

7 razones para contratar un seguro para excursiones escolares.

Cuando un centro educativo decide realizar actividades fuera de las aulas debe tener en cuenta las repercusiones que esa excursión o actividad extracurricular pueda tener en los alumnos y en el personal involucrado. La primera, es si realmente la salida fuera del recinto escolar irá en beneficio del conocimiento del alumnado, si resultará lúdica y si en definitiva, cumple con los objetivos de los docentes. La segunda, y no menos importante, es si esa actividad se realizará con seguridad, evitando cualquier riesgo, tanto para los alumnos, como para el profesorado y el propio centro. Por esta razón, te explicamos los siete motivos para contratar un seguro de excursiones escolares. 

 

1. Salir del centro escolar supone la pérdida del control total sobre el medio y los alumnos. Lo primero que debe hacer un centro que quiere realizar excursiones con sus alumnos es llevar a cabo una evaluación de los posibles problemas o riesgos que pueden presentarse. Una visita anticipada del profesorado, por ejemplo, servirá como hoja de ruta a la hora para conocer cuál será la mejor y más segura  forma de llegar al destino, o los problemas que puedan surgir de la propia actividad. 

 

2. Los centros escolares deben cubrir los posibles riesgos a los que se expone, tanto el alumno, como el profesorado. Además del Seguro Escolar Obligatorio, que deben contratar los centros educativos para cubrir cualquier incidente que pueda darse dentro de sus instalaciones, este mismo centro debe contar con un Seguro de Responsabilidad Civil que cubra los daños a terceros en que los alumnos puedan incurrir cuando estén bajo su tutela fuera del centro y un Seguro de Accidentes que cubra cualquier riesgo que pueda sufrir, tanto el alumno, como el profesorado o los tutores que estén a cargo de la actividad. 

Una buena opción en este caso es la contratación de un seguro combinado que cubra tanto la Responsabilidad Civil, como cualquier riesgo de accidente que pueda surgir. En cualquier caso, una de las principales recomendaciones es consultar con un experto que asesore en materia de Seguros de una forma profesional al centro docente.

 

3. Existen diferentes tipos de riesgos según las actividades. Las coberturas de los seguros para excursiones y la cuantía de la póliza dependerán del tipo de actividad que se vaya a desarrollar, ya que no serán igual los riesgos a cubrir si se trata de una actividad deportiva al aire libre o la visita a un museo en la misma localidad. 

 

4. La localización de la actividad puede generar una mayor necesidad de cobertura para los asegurados. A la hora de contratar el seguro será importante determinar si el seguro debe comprender traslados y si se va a realizar dentro de la misma localidad del centro, en territorio nacional o incluso en el extranjero, puesto que de ello dependerá el importe de la póliza del seguro. 

 

5. Los seguros de excursiones escolares no suponen un gasto fijo para el centro. Al contrario que el Seguro Escolar Obligatorio, las pólizas de excursiones escolares pueden contratarse para el día, o los días en los que se vaya a realizar la actividad, comenzando su vigencia a la hora pactada entre la aseguradora y el tomador del seguro. A pesar de esta singularidad, también se puede contratar de forma anual. 

 

6. La contratación y el conocimiento de la póliza pueden ser útiles a la hora de manejar un posible accidente. El centro educativo debe tener en cuenta, no solo la contratación de este tipo de pólizas, sino asegurarse de que la persona o personas a cargo de la excursión, sabrán qué hacer en caso de que ocurra un siniestro. Para ello, lo mejor opción es consultar con una compañía que asegure el contacto directo de los agentes y las instrucciones que deben seguir, ya que en ocasiones, en caso de gravedad, los trámites pueden llegar a complicarse.

 

7. Posibles daños a terceros durante una excursión con escolares. Por último, salir de las aulas supone una excitante experiencia para los alumnos, pero también la pérdida de control para los tutores a cargo de la expedición, por lo que es posible que se produzcan pequeños accidentes o daños a terceros. En este caso el Seguro de Responsabilidad Civil será suficiente (hasta el monto total de cobertura concretado en la póliza), para cubrir los desperfectos que se puedan ocasionar. De otra forma, el centro podría tener problemas graves a la hora de hacer frente a esta situación. 

 

Más artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón ACEPTAR o rechazar su uso clicando AQUÍ