Seguros para Despachos y Oficinas

La actividad que se desarrolla en oficinas y despachos suele encontrarse vinculada de forma directa a la normativa legal y es precisamente este aspecto el que obliga a estos profesionales a mantenerse actualizados continuamente y lo que puede suponer un problema, en el caso de no hacerlo, si se incurre en un error de forma. Los errores en actividades como la asesoría financiera o legal, la administración de fincas, la contabilidad o la mediación de conflictos puede dar a lugar a cualquier tipo de imprevistos que supongan costosas reclamaciones y largos procesos legales, por lo que contratar un seguro para oficinas supone una red de seguridad para garantizar la continuidad del negocio.

 

¿Qué riesgos corre un despacho?

Los riesgos a los que se enfrentan las oficinas y despachos profesionales son muy diversos, pero podrían diferenciarse entre los riesgos derivados de la práctica de su actividad profesional, como el fallo en la aplicación de una normativa o el asesoramiento de forma inadecuada sin intención de dolo; y los riesgos comunes, como la pérdida de datos, accidentes, problemas con el espacio donde se desarrolla la actividad, proveedores… Es por eso que contar con un adecuado seguro para oficinas se ha vuelto esencial para proteger los intereses y la tranquilidad de estas empresas.

Estos riesgos pueden dar lugar a pérdidas financieras significativas y hasta a la disolución del negocio en casos muy graves. Contar con un seguro que contenga todas las coberturas necesarias para hacer frente a las posibles reclamaciones de terceros es esencial para que los profesionales puedan continuar desempeñando su actividad con toda normalidad. Podemos añadir, además, que un seguro para negocios sirve para salvaguardar los activos y la reputación, y también protege a los empleados y clientes, generando un entorno de trabajo más seguro y fiable.

 

¿Quién puede contratar un seguro para despachos y oficinas?

Los seguros para oficinas y despachos diseñados por Berkley España, además de ajustar las coberturas a la necesidad de cada negocio, protegen el patrimonio de profesionales y empresas que desarrollan su actividad en los ámbitos como los despachos de abogados, los administradores de fincas, API – Expertos inmobiliarios, asesores fiscales, oficina y espacios de coworking, contables y laborales, graduados sociales, economistas, gestores administrativos, jueces o mediadores de conflictos.

Para garantizar una buena cobertura de estas pólizas es necesario que un experto pueda analizar todas las necesidades del negocio, sus características especiales, así como los capitales que van a asegurarse, esto facilitará que cada empresa o profesional puedan contar con un seguro fiable y a un precio adecuado para su negocio.

También es imprescindible para garantizar el éxito de la contratación, revisar las condiciones y exclusiones, leer detenidamente la póliza para entender completamente qué situaciones están cubiertas y cuáles no.

 

¿Qué tipos de seguros pueden contratar los despachos y oficinas profesionales?

Los seguros de responsabilidad civil y responsabilidad civil profesional son los seguros que con mayor frecuencia contratan las oficinas y despachos profesionales.

Estos seguros de responsabilidad civil protegen frente a reclamaciones de terceros perjudicados por un error o negligencia en la actividad profesional de la empresa o del profesional, bajo el formato “claims made”. Es decir, la aseguradora cubrirá la reclamación recibida durante la vigencia de la póliza, aunque el hecho causante haya ocurrido antes de su contratación.

Entre las coberturas básicas de este tipo de póliza se encuentra la responsabilidad civil profesional, que protege el patrimonio del asegurado frente a reclamaciones por daños o perjuicios a terceros, ocasionados en el desempeño de su actividad profesional.

Es importante la cobertura de defensa jurídica y finanzas, puesto que garantiza la protección legal y la constitución de las fianzas exigidas, si la reclamación deriva en un procedimiento judicial.

Por la tipología de material que manejas los profesionales de los despachos, una cobertura básica muy a tener en cuenta en este tipo de pólizas es la de daños a documentos, lo que significa que la aseguradora correrá a cargo de la responsabilidad por daños materiales, pérdida o extravío que puedan sufrir los expedientes o documentos que se encuentren en poder del asegurado para el desarrollo de la actividad.

En cuanto a las coberturas opcionales que incluyen los seguros para despachos y oficinas de Berkley España, destaca la responsabilidad civil de explotación, lo que significa la cobertura de daños a terceros ocasionados por la estructura empresarial durante el ejercicio de las actividades que le son propias.

Por lo que se refiere a la responsabilidad civil locativa, este seguro protege al asegurado frente a la reclamación del propietario del local por los daños ocasionados en este durante su alquiler por el asegurado. Por ejemplo, esta cobertura podría aplicarse en el caso de ocasionar daños en el almacén donde guardan mercancías.

Los seguros especializados para oficinas y despachos también tienen en cuenta la responsabilidad civil patronal, esto es la cobertura del pago de indemnizaciones exigidas al asegurado por los trabajadores como civilmente responsable por los daños que, a causa de accidentes de trabajo, sufran los trabajadores.

En el plano de interacción con los empleados, las pólizas cubren la posible infidelidad de los empleados, protegiendo al asegurado ante reclamaciones a consecuencia de una acción deliberada por parte de un empleado, con el fin de obtener beneficio u ocasionar daño.

La gestión de los datos de los clientes, empleados y proveedores también es de vital importancia para estos negocios, por lo que la cobertura de incumplimiento del RGPD cobra más sentido si cabe en estas pólizas, puesto que protege contra reclamaciones por errores y omisiones profesionales con el resultado de perjuicios causados a terceros.

Por último, una de las coberturas opcionales más demandadas, debido a la tipología de estos negocios es la de inhabilitación profesional que cubre una indemnización al asegurado en caso de verse incapacitado para trabajar a causa de una sentencia judicial firme.

Existen además otro tipo de pólizas que podrán hacer frente a los imprevistos que surgen en el día a día en los despachos profesionales, como, por ejemplo, los seguros de accidentes para empleados, una interesante opción que da respuesta a las inquietudes frente al riesgo de sufrir un accidente; ya que, entre otras coberturas, compensa económicamente al asegurado o al beneficiario por los daños corporales sufridos, mediante una indemnización en forma de capital o de indemnización periódica.

 

Los beneficios de los seguros para oficinas y despachos

Tras el análisis de las principales coberturas que ofrecen los seguros para oficinas y despachos, podemos destacar algunos de los beneficios que se obtienen de su contratación, tales como la protección financiera, puesto que estos seguros garantizan la protección de los activos financieros del despacho, permitiendo una rápida recuperación en caso de desastres o reclamaciones legales.

Otra ventaja a destacar es la continuidad del negocio, ya que, si un evento inesperado afecta la operación del despacho, se garantizan que las pérdidas financieras sean mínimas y se pueda reanudar la actividad rápidamente.

Todo esto siempre redunda en la confianza del cliente, ya que contar con un seguro de responsabilidad civil profesional genera confianza demostrando que el despacho asume la responsabilidad por sus acciones y está preparado para remediar cualquier error.

La garantía del cumplimiento legal es otra de las ventajas ya que algunos seguros, como el de responsabilidad civil profesional, pueden ser un requisito legal para ciertos despachos, garantizando que operen dentro de los marcos regulatorios establecidos.

En resumen, los seguros para despachos son fundamentales para proteger la estabilidad, la reputación y los intereses financieros de estas empresas en un entorno empresarial dinámico y cambiante. Las diversas coberturas disponibles ofrecen protección integral contra una amplia gama de riesgos, por lo que, al invertir en seguros adecuados, los despachos pueden centrarse en su trabajo y en brindar servicios de alta calidad a sus clientes.

Seguros para despachos y oficinas

Productos Relacionados:

R.C. Profesional
Profesiones Economía Legal

Un equipo de expertos está a tu entera disposición para resolver todas las dudas que puedan surgirte.

Responsabilidad Civil
R.C. General

Un equipo de expertos está a tu entera disposición para resolver todas las dudas que puedan surgirte.

Seguros de Accidentes

Un equipo de expertos está a tu entera disposición para resolver todas las dudas que puedan surgirte.

Te podría interesar...