POR QUÉ ES CLAVE PARA UN MIR CONTRATAR UN SEGURO DE RESPONSABILIDAD CIVIL

A pesar de que un médico interno residente (MIR) todavía se encuentre en fase de formación, debe contar con, al menos, una póliza de responsabilidad civil que le permita estar cubierto ante cualquier incidencia que pueda producirse en su desempeño profesional. Desde el punto de vista laboral, el MIR implica una relación de trabajo especial para el médico en la que se pretende su especialización en alguna rama de la Medicina, lo que significa que va a tener que tratar con distintos pacientes, algo que tiene el riesgo potencial de poder ocasionar daños a las personas.

MÁS INFORMACIÓN

 

Quién contrata un seguro de Responsabilidad Civil Sanitaria

Las dos principales causas por las que un MIR puede ocasionar un perjuicio a los pacientes de acuerdo a la ley es por negligencia o por imprudencia. En cualquiera de ellas entra en juego la Responsabilidad Civil Sanitaria, que tiene por objetivo indemnizar a quien haya sufrido un daño derivado de la praxis de un profesional médico. Por ello, cualquier persona que ejerza legal y activamente la medicina en España, sin excepción alguna, está obligado a contar con un seguro que incorpore esta cobertura.

Para los médicos que desempeñan su trabajo en la sanidad pública, es la propia Administración, en este caso de cada comunidad autónoma, la que suscribe este tipo de pólizas para todos los profesionales (incluyendo, además de los médicos, al resto de colectivos sanitarios tanto en plantilla como en formación o en prácticas). En cuanto a aquellos que operan en la sanidad privada, cada uno de ellos debe contar con su propio seguro individual, con independencia de su condición laboral, tal y como se recoge en la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de Ordenación de las Profesiones Sanitarias.

Además, en los últimos años, y debido al crecimiento de las incidencias médicas, cada vez un mayor número de profesionales de la sanidad pública está contratando por su cuenta una póliza de responsabilidad civil sanitaria, que sirve para complementar y ampliar su protección.

 

Por qué un MIR debe contar con un seguro privado

A pesar de que un profesional MIR lleve a cabo su especialidad en un centro público (lo que le permite contar con una póliza de Responsabilidad Civil Sanitaria), tiene que tener en cuenta que más allá de esta cobertura probablemente no gozará de otros mecanismos de protección, como, por ejemplo, la defensa jurídica en un procedimiento administrativo en materia de sanciones, reclamaciones por actuación en deber de socorro o ante una agresión física o verbal que pueda sufrir por un tercero. Algo con lo que sí contará si contrata un seguro privado diseñado de manera específica para este colectivo.

Sin embargo, es lógico pensar que este tipo de productos puede suponer un desembolso económico elevado para un MIR, que no cuenta todavía con el salario de un médico titular. Para evitar esta situación, muchas aseguradoras ofrecen pólizas ajustadas en el precio, que incorporan las coberturas más habituales que pueden necesitar estos profesionales en su desempeño. Esta diferencia en las primas entre un seguro para médicos o para profesionales MIR se debe a que las compañías tienen presente la escasa probabilidad de que un médico residente resulte responsable directo de un daño, ya que se encuentra durante ese periodo bajo la tutela de sus formadores.

 

Proteger al profesional médico ante cualquier reclamación

Las reclamaciones que puede llegar a recibir un profesional médico, en el peor de los casos, es probable que incluso pongan en riesgo su propio patrimonio. Por ello, compañías como Berkley España comercializan productos como su seguro de Responsabilidad Civil para médicos y sanitarios, que ofrece, entre sus coberturas:

  • La responsabilidad civil profesional ante reclamaciones de terceros ocasionadas por el desempeño de su actividad profesional.
  • La defensa jurídica y las fianzas, garantizando la protección legal suficiente si una reclamación deriva en un procedimiento judicial.

Además de estas coberturas básicas, es posible suscribir otras opcionales, como, entre otras, la responsabilidad civil patronal (para reclamaciones sufridas por daños personales sufridos por los trabajadores en un accidente laboral), la inhabilitación profesional por una sentencia judicial firme, la responsabilidad civil locativa, la responsabilidad civil por incumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos, las reclamaciones por intoxicaciones alimentarias, los daños a expedientes y a documentos de pacientes, o la defensa jurídica ampliada en reclamaciones infundadas por actos dolosos, como posibles agresiones.

Berkley España se pone a disposición de cualquier mediador para brindarle un asesoramiento directo y personalizado por parte del equipo de suscripción. Llama ahora y un experto de Berkley España personalizará tu seguro.

 

MÁS INFORMACIÓN

Imagen Blog_MIR

Productos Recomentados

Responsabilidad Civil Sanitaria
Profesionales Médicos - Sanitarios

Un equipo de expertos está a tu entera disposición para resolver todas las dudas que puedan surgirte.
recomendado

Te podría interesar...